La revolución de los datos sobre la salud en América Latina

84
0
Share:

Desde Internet hasta WiFi y los smartphones, la tecnología está revolucionando prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas. Y su impacto en el cuidado de la salud ha sido posiblemente aún más significativo. El aumento en la adopción de los registros médicos electrónicos (RME) en Latinoamérica, la telemedicina y otras tecnologías ha hecho que los pacientes estén más conectados con su cuidado y que los hospitales estén más conectados entre sí que nunca. La capacidad de compartir e intercambiar datos e información en un abrir y cerrar de ojos ciertamente ha hecho que la atención médica sea más eficiente, y que en última instancia es mejor tanto para las instalaciones como para sus pacientes.

El crecimiento de América Latina

Aunque América Latina ha estado un poco rezagada con respecto a otras naciones en la adopción de algunos de los componentes de esta revolución de datos, estos países han formado un terreno importante en los últimos años. Por ejemplo, países como México, Brasil, Perú, Chile y otros ahora tienen sistemas nacionales de RME. Chile cuenta con una tasa de adopción del 75 por ciento de los RME en sus hospitales, mientras que Uruguay tiene una tasa de adopción del 63% y más de la mitad de los hospitales en Colombia (51%) están usando los registros médicos electrónicos.

La telemedicina también está creciendo en Latinoamérica. Esta herramienta de vanguardia que permite a los médicos de una instalación, a veces en todo el mundo, diagnosticar y tratar pacientes en otra instalación, se ha convertido en un negocio de US$2.5 mil millones en Latinoamérica, y las tasas continúan creciendo.

Otros dos componentes críticos de la revolución de los datos de salud en América Latina son los PAC (sistemas de comunicación y archivo de imágenes) y RIS (sistemas de información radiológica). Estos dos sistemas pueden ayudar a las instalaciones a optimizar sus tecnologías de imágenes electrónicas y compartir fácilmente los datos entre los equipos de atención médica en una instalación, o incluso entre diferentes instalaciones. Este es un mercado en crecimiento con mucho potencial de expansión en América Latina.

¿Altos secretos?

A pesar de este crecimiento, no todos en la industria del cuidado de la salud saben de estos cambios en los hospitales latinoamericanos. De hecho, muchos creen que no hay muy buena información que digamos sobre las instalaciones médicas en Latinoamérica.

Eso era cierto tan recientemente como 2014. Pero ya no es así. Global Health Intelligence —una empresa filial de Americas Market Intelligence— se dio cuenta que los fabricantes de dispositivos médicos y equipos médicos que se estaban dirigiendo hacia el mercado latinoamericano tenían que superar 3 obstáculos importantes en cuanto a la inteligencia de mercado sobre los sistemas de salud de la región: cero datos disponibles, datos escasos o datos poco confiables o desactualizados. Por este motivo Global Health Intelligence construyó una base de datos que ahora incluye hospitales en 14 países y más de 130 datos por cada hospital. Actualmente esta base de datos —y que conste en no es simplemente unas hojas en Excel sino una base viva de datos en línea con gráficos que se actualiza constantemente— abarca casi el 90% de los hospitales de Latinoamérica.

De datos a dólares

Para los fabricantes de dispositivos y equipos médicos que buscan comercializar sus productos en América Latina, esta base de datos significa que ya no tienen que jugar a las adivinanzas cundo se trata de la planeación estratégica o de dirigirse a los clientes potenciales adecuados para las ventas. Ahora todas las sucursales de estas marcas globales pueden emplear las mismas tácticas que las sucursales en todos los demás mercados mundiales: acceder los datos de mercado que necesitan y usarlos para encontrar nuevos clientes.

Por lo tanto, cuando se trata de la penetración de PACS y RIS —el cual se documenta en la base de datos hospitalarios de GHI— los fabricantes de equipos o dispositivos médicos pueden ver rápidamente cuáles hospitales en diferentes países ya cuentan con estos sistemas. Estos les permiten identificar a los hospitales que están invirtiendo en la tecnología, los cuales podrían ser buenos clientes para sus productos más sofisticados. De hecho, hasta pueden ver cuántos productos de alta tecnología hay en diferentes hospitales para saber todavía más adonde dirigir sus fuerzas de ventas. Lo mismo aplica en el caso de la telemedicina y los registros médicos electrónicos en Latinoamérica, ya que los hospitales que emplean estos dos avances tecnológicos tienen mayores probabilidades de estar interesados en equipos más avanzados. Y por supuesto, la base de datos de GHI también ofrece conteos de equipos más básicos pero necesarios (tales como ventiladores, máquinas de resonancia magnética y metros de todos tipos). De tal modo, los fabricantes de dispositivos médicos que se dirigen hacia América Latina pueden encontrar clientes potenciales con la mayor necesidad de estos.

Comuníquese con nosotros para averiguar más sobre las maneras en que los fabricantes de dispositivos médicos pueden aprovechar esta oleada de datos para encontrar nuevas oportunidades de ventas.

Share:
Guillaume Corpart

Leave a reply